Tipos de Yoga ¿Cual elegir?

TIPOS DE YOGA ¿cual elegir?

Posted In: Reflexiones | Vivencias | Yoga

Si buscas en Google “tipos de Yoga” puede que te sientas un poco perdidx, respecto a qué tipo de Yoga elegir. Hace unos 15 años encontrábamos 5 alternativas como mucho y en la actualidad hay más de 20 tipos diferentes de Yoga.

Actualmente existen innumerables tipos Yoga disponibles en el mercado: Hatha Yoga, Iyengar Yoga, Ashtanga Yoga, Bikram Yoga, Kundalini Yoga, Vinyasa Yoga, solo por citar algunos, debajo encontrarás algunos más y sus principales características. La mayoría de ellos son una adaptación o combinación de una o varias sendas del Yoga tradicional*.

El Yoga Moderno tuvo su primera ola de globalización en torno a mediados del siglo XIX cuando comenzó a llegar el Yoga a occidente. Probablemente y desde mi punto de vista estamos presenciando una nueva ola de hipercomercialización occidental, dónde presenciamos el surgimiento de “nuevos métodos”, profesores que adaptan la práctica y crean su propio mensaje de acuerdo a sus creencias y objetivos, a veces meramente económicos.    

*Entendiendo por Yoga Tradicional no un único tipo si no un vasto conjunto de tradiciones y sistemas filosóficos desarrollado a lo largo de siglos de tradición.

El inicio: las 4 sendas de la Tradición

A través de sus diferentes periodos, el Yoga como sistema filosófico, desarrolló 4 sendas o vías para alcanzar un mismo objetivo: la purificación del cuerpo, la mente y el desarrollo de una consciencia superior que nos acerca a la autorealización, la libertad y reducción del sufrimiento.

De acuerdo con la síntesis que desarrolló Swami Vivekananda a finales del siglo XIX los 4 caminos para alcanzarlo son:      

Karma Yoga: Yoga de la acción, entendiendo el camino como un acto de ofrecimiento a la divinidad, de entrega de forma desinteresada. La repetición de mantras, la entrega y el desapego son sus principales características.

Jñaña Yoga: el camino del conocimiento, es una senda que se encuentra muy presente en las escuelas Vedanta y del Shivaísmo de Cachemira. Combina estudio de los textos religiosos y la meditación que conducen a la autoindagación y autorealización.

Bhakti Yoga: es el Yoga de la devoción, hace hincapié en el servicio, devoción y culto a diferentes deidades hindúes o de otras religiones. Es quizás el camino menos conocido en occidente, en Barcelona encontramos la Sociedad Internacional para Conciencia de Krishna, conocidos como los “Hare Krishnas”.

Raja Yoga: Yoga Real, conocido como el Yoga de Patanjali o Ashtanga-yoga, el Yoga de los 8 pasos o miembros. Este camino busca la purificación de la mente y del cuerpo para que la consciencia que es pura e inmutable pueda manifestarse. Este camino estudia en profundidad la mente, ya que considera que es la creadora y solucionadora del sufrimiento. A través de una mente clara logramos una mejor percepción de la realidad.  

Su sistema se basa en 8 etapas – Ashtanga-yoga:

Yamas -disciplina moral; Niyamas – disciplina individual; Asanas ­– todo lo relativo a las posturas del yoga
Pranayamas – control de la respiración Prana; Prathyahara -abstracción de los sentidos; Dharana – concentración mental; Dhyana – meditación; Samadhi – el más alto estado de superconsciencia, dónde la mente está vacía de la mente y noción del Yo desaparece.   

El Haṭha Yoga y su descendencia  

Haṭha significa: fuerza, esfuerzo, es el Yoga físico y tiene su origen en el Yoga Tántrico. Su objetivo es crear un cuerpo fuerte, resistente y flexible para sostener un estado meditativo o alcanzar el Samadhi. Algunas escuelas, la consideran como el primer paso del Raja Yoga. Incide en nuestra energía, Prana, buscando su equilibrio y armonización a través de diferentes herramientas: prāṇāyāma, āsana, mudrā, bandha y kriyā.

Por esta razón, podemos decir que casi la mayoría de los “tipos de Yoga físicos”, al cual tenemos acceso al día de hoy, derivan del Haṭha Yoga.

Estilos de Yoga FÍSICOS adaptables a todos los públicos

Haṭha Yoga: es el yoga físico más tradicional. Incorpora posturas para incrementar la flexibilidad y fortaleza, ejercicios de respiración y cierres energéticos, bandhas y mudrās para dirigir y potenciar la energía, prana, en nuestro cuerpo. Es la base de la práctica física, generalmente las posturas se mantienen por algunos minutos para poder profundizar en ellas. Luego de cada postura hay una integración una pausa de silencio interior. Es la práctica más recomendable para todas las personas, independientemente de la edad y condición, ya que, desde mi punto de vista te brinda las bases correctas y la experiencia para luego pasar a otras prácticas más dinámicas si se quiere.

Sivananda Yoga: fundado por Swami Sivananda. Se trata de una práctica de yoga basado en Hatha Yoga, sin prisas que se generalmente se enfoca en las mismas 12 asanas básicas o sus variaciones. En sus prácticas incluyen el pensamiento positivo, la dieta y un estilo de vida yóguico.  

Iyengar Yoga: su creador fue por B.K.S. Iyengar. En este estilo de Yoga se presta la máxima atención a que el practicante llegue a la alineación musculoesquelética correcta en cada asana. Por lo tanto, se utilizan múltiples soportes; bloques, mantas, correas, sillas y almohadas. Este estilo se diferencia en la permanencia de asanas que es mucho más prolongada, por lo que la complejidad y los beneficios de mantener la postura aumentan.

ViniYoga: es la adaptación de Yoga al practicante, entendiendo que cada persona tiene sus necesidades y objetivos diferentes. Sobre todo, utiliza todas las herramientas del Yoga, asanas (posturas), pranayama (técnicas de respiración), mantras y cantos védicos, visualización, mudrās, bandhas, dhyanam (meditación), nyasa (gestos), ahara (sugerencias dietéticas) y vihara (sugerencias de estilo de vida). La practica se desarrolla de modo individual o en grupos muy pequeños atendiendo un mismo objetivo de práctica. Por consiguiente, potencia los beneficios terapéuticos del Yoga.

Yin Yoga: es una práctica con posturas que se mantienen durante varios minutos y en la que destaca la pasividad del trabajo, incidiendo de este modo, en mayor medida sobre los tejidos conectivos del cuerpo: tendones, ligamentos y fascia.

Estilos de Yoga más exigentes a nivel físico

En primer lugar los más exigentes.

Ashtanga Yoga: creado por Pattabhi Jois, es quizás el yoga más exigente a nivel físico.  Incluye secuencias dinámicas “Vinyasas” que mantienen siempre en el mismo orden y estructura. Se suele practicar de memoria en dónde el profesor sólo corrige, ajusta y te dice si puedes o no pasar al siguiente asana. Existen 4 series primarias y debes completar la 1ra serie para poder iniciar la siguiente.  

Bikram Yoga y Hot Yoga: el primero creado por C. Bikram, consiste en 26 posturas y 2 técnicas de respiración. Lo particular de este estilo es que la práctica se desarrolla en una habitación a 40ºC, con una humedad del 40%. En Bikram siempre se sigue la misma secuencia, a diferencia de Hot Yoga que las secuencias, Vinyasas, son diferentes. Es un estilo que ha creado bastante controversia, por su exigencia física y las condiciones de práctica.

Kundalini Yoga: creado por Yogi Bhajan, se le llama el Yoga de la consciencia o de la energía Kundalini. Tiene como objetivo el despertar de esta consciencia que se encuentra en la base de la columna vertebral. Incorpora técnica de respiración dinámicas y cada serie de movimientos se le denomina Kriya y se practican en una secuencia determinada. Constituyen prácticas físicas estrictas y exigentes.  

Vinyasa Yoga – Vinyasa Krama – Vinyasa Flow: Vinyasa significa colocación, emplazamiento, composición. Por lo tanto se refiere a una secuencia de posturas determinadas dónde se aplican transiciones entre las posturas. Puede que llegue a ser igual de exigente que Asthanga Yoga, la diferencia radica en que las secuencias se pueden modificar. Es por ello que encontrarás clases más suaves y otras más desafiantes.    

Anusara Yoga: creado por John Friend, es una mezcla de Vinyasa – Hatha Yoga y filosofía. Se introducen textos y enseñanzas filosóficas en las prácticas.

Jivamukti Yoga: creado por S. Gannon y D. Life, ambos americanos.Su estilo siempre dinámico, pero incorpora con más énfasis el componente espiritual a través de la lectura de textos y mantras aplicado a la vida cotidiana.

Otros estilos: también habrás oído nombrar AcroYoga, Yoga Aéreo, Power Yoga, Rocket Yoga; son estilos bastantes modernos y exigentes. Creados (creo) por americanos, dónde los dos primeros se fusionan con el circo, acrobacia y danza aérea. El tercero y cuarto, son estilos desafiantes físicamente con transiciones complejas y dónde se utilizan muchas posturas sobre brazos.

Entonces ¿Cuál tipo de Yoga es mejor para mí?

Ciertamente ¡El que tú decidas!  

Mis consejos para elegir:

En primer lugar; busca aquel estilo que te proporcione lo que necesitas, no tanto lo que te gusta si no lo que haga falta en estos momentos. Ten presente tu intención y tu objetivo a la hora de practicar.

Y en segundo lugar; prueba, prueba y prueba….no desistas! Los estilos trazan un espacio por donde se mueven los profesores, pero como en cada disciplina o actividad, dependerá de muchos factores; el recorrido del profesor, su experiencia, su propia autopractica, así como la empatía que desarrolles con el/la profesor/a, hay muchos elementos a tener en cuenta más allá del estilo de Yoga.    

Y como este post se me ha hecho muuuy largo! A modo de muy corto resumen te cuento sobre mí: inicié practicando Hatha Yoga, luego practicaba algunos días a la semana Kundalini Yoga. También más tarde experimenté Ashtanga Yoga sin llegar a completar la primera serie que es bastante desafiante!  También he practicado Vinyasa y hace más de tres años me sumergí en el Yoga Terapéutico y ViniYoga y desde entonces mis clases grupales tienen una combinación de todo mi recorrido.  Si quieres saber más sobre mí puedes leer aquí.     

Y sobre todo, elijas lo que elijas, que sea bueno para ti y que lo disfrutes.

Deseando que estas palabras te acerquen más a tí, con cariño.  

Noé.

Add Comment