Respiración Yóguica ejercicio

RESPIRACIÓN YÓGUICA

La respiración es la base del Yoga. La respiración Yóguica es la primera técnica o el primer ejercicio que realizamos para tomar consciencia sobre nuestra respiración.

Pero, ¿para qué queremos respirar mejor?

Prāṇa es energía. Es la energía divina que está en nosotros y en todo el cosmos. Prāṇa es lo que nos permite estar vivos. Cuando respiramos nos conectamos con la vida, renovamos nuestra vida, nuestro vínculo con la vida. Cada respiración es una renovación diaria y continua de nuestra existencia.

Respirar de modo consciente, nos ayuda a centrarnos y reequilibrarnos. Obtenemos mayor concentración y claridad mental. Además, nos ayuda a remover la pesadez mental y desintoxicarnos de emociones e impresiones que nos producen agitación interna.

Es a través del control de la respiración que distribuimos nuestra energía vital, llevando Prāṇa renovado y fértil a todas las partes de nuestro cuerpo. Cuando nuestro Prāṇa se encuentra en una cantidad, cualidad y distribución correcta nos sentimos en plena salud, tenemos vitalidad y equilibrio. No hay enfermedad. No tenemos bloqueos, porque nuestro sistema metabólico, nuestro fuego digestivo está en plena forma gracias a nuestro sistema energético.

Pranayama

La respiración Yóguica es la primera técnica que se enseña tradicionalmente, para luego poder avanzar en otras técnicas más complejas de Pranayamas. Antes de sumergirnos en técnicas más complejas, necesitamos asegurarnos que la respiración sea larga, libre, confortable y fluida, sin ese paso no podemos trabajar sobre Prana. Recordar que trabajar sobre la respiración es trabajar sobre la energía, nuestros sistema energético se beneficia y en consecuencia todos los sistemas que involucran nuestra globalidad.

Realizar Pranayama nos prepara para poder acceder a la meditación y colocarnos en estados de conexión con nuestras mentes más profundas, en plena consciencia de nuestro Ser.

práctica

He preparado este ejercicio en audio, para favorecer el aprendizaje y la práctica. Busca un lugar cómodo y momento apropiado para la práctica. Puedes sentarte en el suelo si es cómodo para ti o sentarte en una silla, con la espalda apoyada. Lo importante es que la columna mantenga la verticalidad, que esté lo más alargada posible, sin que esto genere alguna tensión en tu cuerpo.

Debajo encontrarás el acceso al audio, tiene una duración de 10min. Espero que disfrutes de la práctica y las sensaciones que te regala.

Si quieres hacerme llegar tu comentario o experiencia, escríbeme un correo o etiquétame en IG.

Deseando que estas palabras te acerquen más a ti, con cariño.

 Noé.